AIS - Cono Sur

AIS - Cono Sur
Argentina - Chile - Perú

por Herbert Mujica Rojas

14-2-2002


Hay sectas cuyo accionar provoca un profundo daño en la sociedad, lo cual aún no ha sido materia del estudio imprescindible de quienes se jactan de “analistas” y “exégetas” de la realidad social. Por el flagrante desconocimiento del problema sectario en el Perú tenemos la obligación de promover el abordaje de esta problemática entre los periodistas, sociólogos, antropólogos, médicos, psiquiatras, psicólogos, abogados y demás profesionales involucrados y comprometidos con el desarrollo democrático del país y dispuestos a condenar cualquier acto que viole los derechos humanos de toda persona y, en especial, su derecho a la libertad de consciencia.

Este trabajo, producto de múltiples horas de trabajo en Lima, Arequipa y otras partes del país y Latinoamérica pretende cumplir un papel pedagógico al denunciar al Sodalitium Christianae Vitae, grupo fascista por convicción y temperamento, y su cancerosa acción al interior de la sociedad peruana. Puédese discrepar de él, de pronto suscita opiniones violentamente contrarias, pero lo que sí va a ser imposible es ignorarlo.

Pocos meses atrás en El totalitarismo católico en el Perú, tesis que en su edición príncipe incluyó menciones a las baladronadas que acostumbra impulsar el Sodalitium, denunciamos cómo, a partir del Concordato, vínculo internacional no sancionado por ningún Congreso, la Iglesia Católica vive a expensas del no pago de tributos y además de los miles de dólares que sus principales funcionarios se embolsican cada mes, sin trabajar, sin merecerlo y en una constante expoliación del pueblo peruano, que no tiene cuando terminar porque se hace en nombre de una “fe” tradicional y que en realidad ha constituido la continuación de un robo que ya supera los 500 años de permanencia insolente en el país. Este mismo Concordato es el que, amparando a la Iglesia Católica, favorece legalmente el expansionismo sodálite y es el que utiliza esta secta para proteger sus inversiones.

Lea pues, amigo lector, estas procelosas páginas con ojos críticos, compulse fuentes, acuda a testimonios, revise materiales, proponga una refutación científica, orgánica. A una idea se la combate con otra. Al sectarismo difundido por el Sodalitium le denunciamos en la comisión de múltiples actividades que son fácilmente comprobables en diarios y publicaciones. A las sectas hay que enfrentarlas con decisión y valentía indómitas. El fanático sabe que cuando tiene a adversarios de ese jaez sólo tiene una opción: luchar o morir. Y puedo anunciar, sin jactancia, pero premunido de la verdad verdadera, que habemos muchos dispuestos a erradicar la presencia de estos disociadores y su prédica retrógrada, exaltadora de principios antidemocráticos y profundamente racistas.

05-abril-2016

26.10.15

AméricaTV, Cuarto Poder: Sodalicio, surgen más denuncias de ex-integrantes por abuso sexual (vídeos)



- Vídeo 1: minuto 13:48 aprox. aparece el Dr. Héctor Guillén Tamayo, miembro fundador de AIS-Cono Sur:
http://www.americatv.com.pe/cuarto-poder/reportaje/sodalicio-surgen-mas-denuncias-exintegrantes-abuso-sexual-noticia-35095?ref=ivmv

- Vídeo 2:
http://www.americatv.com.pe/cuarto-poder/reportaje/sodalicio-surgen-mas-denuncias-exintegrantes-abuso-sexual-noticia-35095

¿Cuál es el destino judicial y eclesiástico de estas denuncias y del mismo Luis Fernando Figari, hoy de retiro espiritual en Roma?
Nuevos testimonios de ex miembros del Sodalicio de Vida Cristiana confirman los abusos y daños irreparables que sufrieron jóvenes por parte del fundador y líder de esta congregación, Luis Fernando Figari Rodrigo, así como de otros líderes espirituales de esa organización.
“En el año 1991 previamente a ingresar a la comunidad, Luis Fernando Figari se aparece una madrugada y nos dice quítense la ropa y quédense en calzoncillos y recuerdo a alguien filmándonos, como en este momento”, reveló a Cuarto Poder el exsodalite Oscar Osterling.
Una cadena de abusos psicológicos, físicos y hasta sexuales que se inician con técnicas de manipulación en la que un adolescente pierde su identidad, el derecho a tener ideas propias, reprimir su sexualidad y practicar la obediencia absoluta hacia su líder en nombre de Dios.
Oscar Osterling formó parte del Sodalicio durante dos décadas. Entregó los mejores años de su vida al servicio de esa congregación católica ultraconservadora.
Pero el 2011 decidió salirse de ella cansado de los maltratos psicológicos a los que fue sometido en los últimos cuatros años. El Sodalicio lo castigó y lo envío a Colombia contra su voluntad, por una falta que ellos consideraron muy grave: haberse enamorado de una chica.
“No llego a nada sencillamente había una amistad. A mí me marcó muchísimo. Fue un abuso de autoridad, querían que a través de los test proyectivos apareciera algo. Ellos me decían tú vas a hacer los que diga Luis Fernando”, indicó.
Años después, Osterling denunció estos hechos ante el Tribunal Eclesiástico y se entrevistó con su presidente, el sacerdote Víctor Huapaya.
“Fui a hablar con el padre Huapaya y me dice que no han avanzado nada. Yo ya envíe las denuncias a Roma hace tiempo y me dice que cree que hay alguien en Roma del Sodalicio atajando las denuncias, se refería al Procurador”, recordó.
También denunció prácticas ilegales del Sodalicio, como la vulneración del secreto de sus comunicaciones. En el libro de Pedro Salinas también se hace referencia a la intervención de la correspondencia de los que vivían en comunidad.
Pero de acuerdo a los testimonios brindados por exsodálites, Luis Fernando Figari no sería el único que habría practicado la pederastia al interior de esa organización.
El ya fallecido German Doig, el llamado vicario del Sodalicio y quien fuera en su momento el número dos de esa comunidad, también fue acusado de violación por tres de sus víctimas y esto provocó que su trámite de beatificación iniciado en Roma se paralice.
También otros dos sodálites consagrados muy allegados a Luis Fernando Figari fueron acusados por el mismo delito: violación. Daniel Beltrán Murguía Ward y Jeffrey Daniels.

¡Imperdible!

SPOTLIGT: la historia real

SPOTLIGT: la historia real
Pincha imagen para leer


Fin de la Portada

miércoles, 4 de mayo de 2016

Carta de Martín Pérez del Solar a Francisco Saguier


Imágenes integradas 1

Esta es la respuesta de Martín Pérez del Solar a Francisco Saguier, director del colegio sodálite San Pedro. 
Juzguen ustedes:

Estimado Francisco Saguier,

El día 30 de abril pude ver de manera casual (en Facebook), una comunicación interna del Colegio San Pedro, en la que haces mención al artículo de Pedro Salinas y Paola Ugaz sobre mi caso en el diario La República. Te señalo unas afirmaciones a revisar.

En el segundo párrafo mencionas que el Colegio mantiene con todos sus empleados un trato laboral cordial. Cuando nos reunimos en mi casa te conté lo complicada y poco cordial que fue mi relación con el Colegio San Pedro cuando dejé la Comunidad en el año 2012, mientras aún laboraba ahí. El entonces director Alfredo Draxl se opuso a que yo siga trabajando en el Colegio, lo que trajo posteriores consecuencias económicas a mi familia y a mí. También te conté que otros sodálites han recibido un trato poco considerado cuando dejaron la institución. Recuerdo haberte dado nombres y pedido que investigues sobre esos casos en concreto. Sé que recientemente vienen haciendo esfuerzos por mejorar la comunicación interna y subir los sueldos de los profesores, pero mi experiencia, durante los 10 años que trabajé ahí, es que en el San Pedro se ha exigido demasiado al personal por sueldos muy bajos. Sé que no es real que todos los empleados han tenido un trato cordial. Hay que considerar los errores que por tantos años han venido sucediendo.

Sobre este mismo punto, como te informé, en enero de este año hice unos trabajos por los que no me han pagado hasta ahora. Varias veces insistí en firmar un contrato sobre este tema. El responsable de este trabajo, Marcelo Rodriguez, me prometió que luego se firmaría y que igual los vaya avanzando. Uno de mis trabajos fue utilizado para el casting del Talent Show 2016 y no se me ha pagado. ¿Eso es cordialidad? ¿Es cordialidad que luego de que me hayan prometido un trabajo me dejen en el aire como hicieron con el Talent Show, tanto Alfredo Draxl como Marcelo Rodriguez? ¿O es que la cordialidad se circunscribe a los que están en planilla? En la misma línea de la cordialidad quisiera saber porque no has atendido personalmente un pedido tan sencillo como la restitución por el periodo de una semana de mi correo electrónico. Mi usuario ya fue dado de baja hace dos años por error, entonces le escribí a Carlos Colmenares y lo restituyó sin ningún problema. Según google la cuenta existe pero han cambiado el password. Creo que conmigo no han actuado con cordialidad ni valores cristianos.

En el mismo párrafo haces mención de mi acuerdo con el Colegio San Pedro para terminar la carrera de Pedagogía en España. Es importante mencionar que el término de mi relación laboral fue decisión de Alfredo Draxl sin ninguna aparente justificación. Esta decisión fue apoyada por el Consejo Superior del Sodalicio y me fue comunicada por teléfono por Rafael Ismodes, sin mayores explicaciones. De esa manera fui obligado, por obediencia religiosa, a firmar una carta de renuncia. Sobre el hecho de no concluir mis estudios te expliqué personalmente que no fue una decisión, como dices en la comunicación, sino un motivo de fuerza mayor lo que me impidió concluir mi carrera. El monto que me ofreció el Colegio para ese fin era insuficiente. Desde el año 2014 hablé con el ex-director Alfredo Draxl para reformular el acuerdo interno y ajustarlo a la realidad de la demanda económica que implicaban mis estudios en España. En el segundo año de carrera mi situación económica se hizo insostenible perjudicando mis estudios y a mi familia. En marzo del 2015 busqué nuevamente a Alfredo Draxl para pedirle ayuda económica y así poder acabar mi carrera en el ciclo 2015-2016. Esa vez le dije que de no recibir ayuda, tendríamos que cambiar o cancelar el acuerdo interno. Él me indicó que cambiaríamos el acuerdo y ya no tendría que trabajar en el Colegio durante el 2016, pero no se resolvió el problema económico para culminar mis estudios. Alfredo Draxl siempre supo qué decirme para mantenerme esperanzado, confié en él y en la institución.

Sin embargo, volviendo a Lima luego de mi segundo año de estudios, en mayo del 2015, hablé una vez más con él indicándole que dado el problema económico me era imposible volverme a matricular, viajar a España y acabar mi carrera.

Si bien la experiencia en España ha sido importante en muchos sentidos, el forado económico que me ha dejado es bastante complicado. Para mayo del 2015 tenía acumulada una deuda de casi 25,000 soles por dinero prestado para mis estudios. En la segunda mitad del 2015, y ya sabiendo que no podría ir a España a acabar mi carrera, conversé con el entonces director del Colegio San Pedro más de una vez, para pedirle apoyo económico para acabar la carrera en Lima, o un préstamo, o alguna oportunidad de trabajo que me permita sustentar el último año de estudios. Él me ofreció trabajo pero nunca se concretó. Tampoco las otras opciones fueron atendidas y por eso el 2016 no he podido continuar mis estudios. Es importante señalar que viví con Alfredo Draxl varios años, y sé que él era consciente de que mi familia no tiene recursos para apoyarme, que yo apoyaba económicamente a mi mamá y que conseguir el 50% del gasto total que significaba cada año de estudios me era imposible.
Yo no decidí dejar mi carrera, simplemente no tuve otra opción. ¡Sólo me faltan 9 meses para acabarla! Tengo 38 años. ¿Cómo podría desperdiciar esta oportunidad? En enero del 2016 Fernando Vidal, superior Regional Del Sodalcio en el Perú, reconoció que la deuda que yo tenía era injusta y el Sodalicio me depositó 15,000 soles para pagar parte de la deuda. Si el Sodalicio ha reconocido esta deuda, sería coherente que el Colegio San Pedro reconozca que han actuado conmigo de manera irregular e informal. Las consecuencias para mi vida, mi profesión y mi familia, han sido y son perjudiciales.

Al final del mismo párrafo mencionas que todo lo referente a mis estudios consta en acuerdos consensuados y debidamente firmados. Esta es una verdad parcial. El primer acuerdo lo firmamos de manera apurada porque tenía que presentarme en la embajada de España al día siguiente. La idea era que ese acuerdo sea momentáneo hasta ver si correspondía con la realidad. Por ejemplo, no estaba aclarado el monto del apoyo económico ni la manera como sería remunerado al volver al colegio terminada la carrera, ya que al ser sodálite recibía un sueldo menor que el resto de los profesores con mi antigüedad en el Colegio. De hecho en el acuerdo figura que yo entraría a trabajar en enero del 2016, cosa imposible porque la carrera finalizaba recién en junio de ese año. El segundo acuerdo, en el que anulamos el acuerdo anterior, fue firmado por mí ante una situación de emergencia. Si bien lo firmé, no era claro para mí su contenido.

En el tercer párrafo cometes un error grave al señalar que los abusos de Daniels ocurrieron fuera del ámbito escolar. El acto que yo denuncié en la entrevista que me realizara Pedro Salinas ocurrió en el Colegio, durante horas de clases y en el contexto de sus funciones de apostolado con los niños. Junto con esto, y ya que el comunicado habla sobre mí, deberías señalar que fui yo quién acudí a Draxl para contarle que Daniels tenía al menos una víctima en el Colegio. Lo busqué porque creí que él podía tener la manera de indagar y así saber si hay otras víctimas, como sucedió en otros ámbitos de trabajo apostólico de dicho sujeto. Por este motivo le indiqué a Alfredo Draxl la promoción de la persona afectada pero no le di su nombre. No sé como consiguió el nombre de la persona. Yo nunca se lo di porque no tenía su autorización. Recientemente le pregunté personalmente a Alfredo quién le había dado el nombre. El me respondió que yo se lo había dado. Eso es mentira. No tengo como probarlo, queda mi palabra frente a la suya. Pero Alfredo, y de esto son testigos varios padres de familia, ha ocultado parcialmente la verdad varias veces en que ha sido precisado sobre escándalos del Sodalicio.

Sería importante conocer qué más sabe sobre el paso de Daniels por el Colegio San Pedro. Espero que estés al tanto de que el Sodalicio se ha hecho de alguna manera responsable de varias víctimas de Daniels y, aparentemente, a este sujeto lo han encubierto y ayudado a partir a Estados Unidos.

Hasta aquí las aclaraciones acerca de la publicación sobre mi caso, continúo con el resto del comunicado.

En el cuarto párrafo señalas que todos los profesores son permanentemente evaluados y capacitados. Eso, considerando el Colegio desde que entré a trabajar ahí, es para mí falso. Las capacitaciones siempre han sido deficientes porque se han centrado en rellenar a los profesores de la ideología sodálite mezclada con técnicas educativas que se recogían de uno u otro lado. Sobre las evaluaciones te puedo indicar que los sodálites que hemos trabajado en el Colegio nunca fuimos evaluados psicológicamente. ¿Los que ahora trabajan han sido evaluados? Creo que en este párrafo hay una falta de veracidad o al menos de humildad. El desempeño docente viene mejorando, es opinión de varios, pero si en la situación que ahora atraviesa el Colegio, dices que “ofrecen la mejor formación” porque capacitan y evalúan a los profesores, sólo puedo concluir que dicha afirmación no es real. Quizá sería más objetivo decir que en los últimos años estamos enfatizando la capacitación y la evaluación de los profesores en vistas a una mejor formación de los alumnos. Tú mismo me indicaste que la rotación de personal docente y administrativo era demasiado alta. ¿Cómo explicas la buena capacitación, formación y evaluación de los docentes si cada año cambian a tantos?

Sobre el quinto párrafo, el curso Escuela Segura por lo que entiendo, no toma en consideración métodos que pueden ser perjudiciales para los alumnos, con los que el Sodalicio ha funcionado en el Colegio, por ejemplo el proselitismo llamado apostolado vocacional. Yo personalmente fui encargado del apostolado infantil en el Colegio San Pedro. Mi función era formar agrupaciones de menores y consolidarlas para que continúen existiendo en los últimos años escolares. Cuando los chicos pasaban a noveno grado algunos “elegidos” entraban a la lista “TAM” (Taller de Apostolado Multiplicador), la lista de candidatos a entrar al Sodalicio. Esta lista se revisaba semanalmente en las comunidades para planificar su eventual inserción en el Sodalicio. Las agrupaciones marianas, retiros, misiones, campañas navideñas, convivios, etc., eran usados como medios para captar jóvenes. Esa era mi principal labor como sodálite: conseguir posibles futuros miembros del Sodalicio. ¿Ustedes como institución han evaluado esa manera de proceder de los sodálites que están en la plana docente del Colegio? ¿Los padres de familia y profesores están al tanto de ese procedimiento del Sodalicio? Como dije, esto sólo es un ejemplo. El informe de la Comisión Ética para la Justicia y la Reconciliación es claro al señalar los problemas graves de la cultura interna del Sodalicio. ¿En alguna oportunidad han evaluado a fondo la desviación de la cultura interna sodálite para encontrar sus repercusiones en el Colegio San Pedro? A mi modo de ver, por los 14 años que estuve en comunidad, el problema fundamental del Sodalicio no son los abusos sexuales sino la estructura que ha corrompido a muchas personas. ¿Los protocolos de seguridad que mencionas atienden todo lo que la comisión ha mencionado como peligroso en la Comunidad Sodálite? Por lo pronto es fundamental que se sepa el método de captación que el Sodalicio tenía planificado dentro del Colegio San Pedro, tanto para alumnos como para familias.

Me apena que enfrentes esta situación en tu primer año como director. Te recomiendo personalmente que antes de priorizar el salvar la imagen de la institución te mantengas limpio de irregularidades y de medias verdades. Confío en tu capacidad como director del Colegio, en tu honradez y calidad humana. Puedo afirmar que ambos queremos el bien del Colegio y más aún de sus alumnos. Te pido por favor una explicación sobre los puntos mencionados en la Comunicación a los Padres de Familia y que en la presente cuestiono.
Saludos cordiales, 

Martín Pérez del Solar

Han perdido la decencia... ha ganado la igualdad: Estado Laico kaput

Las diversas confesiones religiosas que propugnan
el proyecto de ley de igualdad religiosa aprobado ayer
en el Congreso han perdido la dignidad y la decencia
y se declaran enemigos de un Estado Laico para el Perú


A los interesados en un Estado Laico:

http://www.facebook.com/group.php?gid=115280842118

Pretendíamos que el Estado Laico promoviese la separación irrestricta de iglesias y Estado, que fuese un modo civilizado de convivencia entre los creyentes de diversos credos entre sí y entre los creyentes y no-creyentes. Pensábamos que el pretendido Estado Laico iba a ser la culminacion de un esfuerzo ético por la neutralidad, el respeto y la tolerancia mutua.

Sin embargo es evidente que el totalitarismo de las sectas religiosas se está imponiendo arteramente sobre el anhelo de construir un Estado racional, moderno y democrático para todos. El Estado que vendrá ahora será un Estado donde el avasallamiento de la libertad de conciencia mediante la persuasión coercitiva en la educación pública estará validado por el concepto torcido de "libertad religiosa". La "libertad religiosa", como dijo un visionario, es la libertad de los ignorantes, es la necesidad de mantenerse en el oscurantismo disfrazando la ignorancia cual si fuese un "derecho humano".

Estamos al filo de permitir que nuestra patria se convierta en el paraíso de las sectas donde cualquier grupo religioso, ahora con condición de ente jurídico público, tenga la prerrogativa de usufructuar de nuestos impuestos y del patrimonio nacional, para el enriquecimiento particular de sus líderes.

Ahora quieren que veamos impasibles cómo se estabecen concordatos ya no solamente con la iglesia católica sino con cuanto grupete oscurantista y medieval quiera succionar de la mamadera del Estado Peruano. A diferencia del costoso avance de la laicidad logrado en varios países de la comunidad europea en el Perú vamos caminando raudamente al medioevo mediante el financiamiento y la subvención de las irracionalidades que promueve este proyecto de ley.

Ahora quieren que los bienes mal obtenidos sean "inembargables". En otras palabras, quieren la impunidad cuando sean acusados por cualquier delito que pudiesen cometer. La bancarrota de la iglesia católica estadounidense por los cargos de pederastia clerical no hubiese sido posible si sus bienes hubiesen sido declarados previamente "inembargables".

Ahora ya tampoco quieren pagar impuestos a la renta, alcabala, predial ni propiedad vehicular. Ahora ya no quieren bailar con su propio pañuelo. Ahora también quieren ser las sanguijuelas religiosas del Estado Peruano. Bonito ejemplo el de la iglesia católica.

Está en nuestras manos el elevar nuestra enérgica protesta y utilizar todos los foros de discusión posibles para lograr una conciencia corporativa e intentar evitar un retroceso monumental de nuestra sociedad a estadíos primitivos de religiosidad, irracionalidad y fundamentalismo.

Héctor Guillén Tamayo
03.07.09