Buscar en este blog

Cargando...

sábado, 28 de mayo de 2011

RELIGIÓN A LA FUERZA

Más abajo se incluyen archivos adjuntos de Marco Huaco Palomino]

EL PRESIDENTE GARCÍA ALISTA OTRO GOLPE A LA LIBERTAD RELIGIOSA
El primer golpe fue la aprobación de la "ley de libertad religiosa" que ya hemos analizado anteriormente (ver aquí). Dicha ley fue impulsada por una alianza apro-evangélica (con un sector evangélico) pero finalmente fue cooptada y aprobada según los intereses de la Conferencia Episcopal Peruana (siendo ambos impulsos igualmente dañinos para la libertad religiosa, la democracia y el Estado laico).
Ahora, el Presidente García, aprovecha el clima electoral para hacer aprobar en el Congreso, "con carácter de urgente", una primera modificación de la "ley de libertad religiosa" cuya pretensión ilustra muy bien el paso de la colusión apro-evangélica hacia una colusión apro-católica (especifico, con un sector del catolicismo romano).
Alan García y los Obispos católico-romanos pretenden eliminar el derecho a la libertad religiosa de los alumnos y sus padres, restringiendo la posibilidad de que éstos se exoneren del curso de religión católica solo a las escuelas estatales.
El proyecto indica -mentirosamente- que el Perú está obligado "por los tratados internacionales" (lo pone en plural pero luego solo cita a uno, el Concordato...) a impartir educación religiosa (a secas, como si no fuera predominantemente la católica).
El proyecto continúa, falazmente, señalando que por ello (¿?) no puede obligarse a los centros educacionales privados a respetar la exoneración de los alumnos del curso de religión (católica, se entiende, pues a ese curso hace referencia el famoso Concordato).
Si ya es una violación del principio de laicidad del Estado y una violación de la libertad de reserva sobre las propias convicciones el que exista un régimen de exoneraciones al curso de religión en escuelas públicas, es inaceptable que ahora la Iglesia Católico-Romana y el Gobierno Aprista pretendan limitar un derecho humano irrenunciable, incondicional, inviolable e inderogable como la libertad de religión y de conciencia de los estudiantes, de los menores de edad y de sus padres.
La modificación propuesta es la siguiente:
TEXTO ACTUAL
"Artículo 8.- Exoneración del curso de religión.
Las instituciones educativas, en todos sus niveles y modalidades, respetan el derecho de los alumnos a exonerarse de los cursos de religión por motivos de conciencia o en razón de sus convicciones religiosas sin verse afectado su promedio académico.
En los casos de los menores de edad, la exoneración procede siempre y cuando así lo expresen los padres o quien tenga la tutela de los mismos".
TEXTO PROPUESTO
"Artículo 8.- Exoneración del curso de religión.
Las instituciones educativas estatales respetan el derecho de los alumnos a exonerarse de los cursos de religión por motivos de conciencia o en razón de sus convicciones religiosas sin verse afectado su promedio académico.
En los casos de los menores de edad, la exoneración procede siempre y cuando así lo expresen los padres o quien tenga la tutela de los mismos".
Es la religión a la fuerza, por las siguientes razones:
Primer supuesto: Los alumnos libremente inscritos en centros religiosos privados. Aún si los padres o los jóvenes han decidido voluntariamente ingresar a un centro educativo religioso privado, ellos no pierden NUNCA su derecho a no ser forzados a recibir adoctrinamiento religioso. Ese derecho es superior a cualquier Concordato, voluntad de Obispos, maña de Presidentes o a cualquier Estado. Ni siquiera en un centro educativo religioso privado, los alumnos dejan de tener derecho a su libertad de conciencia la cual es irrenunciable.
¿Es acaso una hipótesis lejana de la realidad el que muchos alumnos decidan dejar o cambiar de religión durante un año escolar?. Dado que dicha libertad no dejará de ser ejercida y dado que no se aceptarían las exoneraciones, entonces: ¿se les debería expulsar de la escuela por no aceptar ser adoctrinados en creencias en las que ya no participan? (dejando aparte el caso de estudiantes que no solo dejan su religión sino que además luchan contra el ideario religioso del centro, que ya es otro tema y muy diferente).
Segundo supuesto: Peor aún, ¿qué hay del caso de aquellas escuelas mixtas, tipo "Fé y Alegría", en las que el Estado y la Iglesia Católico-Romana son co-gestionarios?. Son escuelas públicas pero administradas totalmente por dicha iglesia. A pesar de ser públicas son católicas. ¿También se les eliminará el derecho a la libertad de conciencia a los alumnos de familias humildes que no pueden ir a una escuela pública-pública o una escuela privada?.
Tercer supuesto: ¿Qué hay de aquellos lugares remotos a los que sólo ha llegado la iglesia católica y no el Estado, instalando sus escuelas y extendiendo su influencia religiosa mediante ellas? (un derecho respetable pero cuya finalidad no se debe olvidar: aquí no hay pura filantropía, la iglesia también gana en hegemonía social con sus escuelas). Los niños obligados a asistir a escuelas económicas pero religiosas, ¿pierden por ser humildes su derecho a la libertad de conciencia y de religión?. ¿Religión a cambio de educación, y eso porque a nuestro Estado no le interesa extender ni mejorar la educación del pueblo?.
Pertenezco a una Iglesia que luego de la Católica, tiene el sistema médico y educativo más grande y extendido a nivel internacional, que es la Iglesia Adventista del Séptimo Día. En Perú tenemos muchas escuelas, colegios, y una universidad con tres filiales, en plena expansión. En dicha universidad inclusive tuve el placer de enseñar Derecho. En dichos centros se imparte la religión adventista por supuesto, lo cual es un derecho.
Pero siendo Adventista, y siendo que los intereses institucionales adventistas se verían cuestionados por alumnos y padres que rechazan recibir educación religiosa adventista, ¿podría yo estar a favor de esta modificación legal?.
Por supuesto que no. Pues adventista o católico, ateo o creyente, da lo mismo: el derecho a la libertad de conciencia y de religión es INVIOLABLE. La conciencia es un recinto sagrado que ninguna institución, peor aún si es religiosa, puede violar en nombre de ningún interés, peor aún, religioso. Esta es una afirmación que las iglesias protestantes defendieron tempranamente: la libertad de conciencia, y que la Iglesia católica sostiene defender a partir del Concilio Vaticano II.
Mi posición es simple y clara:
- En centros educativos estatales, de cualquier nivel, no deben impartirse materias religiosas. Podría ser, quizás, una materia optativa y no evaluable. Por tanto no debería ni existir una figura tal como la "exoneración" al curso de religión. (Para ello, el Concordato debería derogarse por cierto).
- En centros educativos privados de carácter religioso (otro equívoco de este proyecto: asumir que todos los centros privados son religiosos), sí debería existir la figura de la "exoneración" para que siempre y en todo lugar, se respete la libertad de conciencia de los alumnos, no importando el motivo por el que solicitan su exoneración.
Lo contrario es lo de siempre: religión a la fuerza, discriminación en nombre de dios.
Nadie debe inmiscuirse en las decisiones de la conciencia. Ni indagar. Solo en un espacio de libertad pueden ser los jóvenes espíritus formados para la libertad y la responsabilidad.
Adjunto el aberrante proyecto de ley.

Marco Huaco, Abogado
Diplomado en Derechos Económicos, Sociales y Culturales - Collège Universitaire Henry Dunant (Suiza)
Master en Droits de l'Homme - Institut des Hautes Études Européennes (Francia)
Magíster en Ciencias Sociales de la Religión - Universidad de San Marcos (Perú)
Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas - Universidad de San Marcos (Perú)




Subject: Nueva Intromision: Proy.Ley Modifica Ley Libertad Religiosa
Date: Wed, 25 May 2011 03:13:44 +0000

Nuevamente el Estado pretende entrometerse en asuntos religiosos, y en perjuicio de la libertad religiosa por medio del proyecto de ley 4587-2010; el cual esta en agenda del Pleno del Congreso de la República para las sesiones del 25 y 26 de Mayo.
Al respecto, ¿qué pueden decir los candidatos a la presidencia?
Les comparto la nota, que ha elaborado la hermana Raquel Gago - Directora Ejecutiva de UNICEP.
JesúsLavado

Para su conocimiento, cumplo con informarle que en Agenda del Pleno del Congreso se encuentra el proyecto de ley Nº 4587-2010 propuesto por el Ejecutivo (con firma del Presidente García y el Premier), mediante el cual se propone modificar la Ley de Libertad Religiosa.

Llama la atención la celeridad con que se viene tramitando. Se ha exonerado de dictámenes y se le da prioridad. Vea la hoja de trámite:

Expediente del Proyecto de Ley N° 04587

LEY QUE MODIFICA LA LEY N° 29635, LEY DE LIBERTAD RELIGIOSA


Fecha
Título
13/01/11
Junta de Portavoces - Exoneración de los dictámenes de las Comisiones de Constitución y Reglamento y Educación; ampliación de agenda y prioridad en el debate


Proyectos de Ley
Número de
Proyecto
Fecha de
Presentación
Título
04587
23/12/10
Ley que modifica la Ley N° 29635, Ley de Libertad Religiosa


Documentación Anexa
Fecha
Título

Fuente: Área de Trámite Documentario
Elaborado: Grupo Funcional de Documentación Virtual


Es evidente que el interés que los motiva es impedir la exoneración del curso de religión de los alumnos de colegios privados. Y es probable que la iglesia católica es la que ha promovido esta modificatoria, lo que demuestra una vez mas su gran influencia en las esferas de este gobierno.

Le envío como archivo adjunto el texto del proyecto de ley y la Agenda para el Pleno de mañana (ver punto 7).

Saludos cordiales y bendiciones.

Raquel A. Gago Prialé
Directora Ejecutiva
UNICEP

Han perdido la decencia... ha ganado la igualdad: Estado Laico kaput

Las diversas confesiones religiosas que propugnan
el proyecto de ley de igualdad religiosa aprobado ayer
en el Congreso han perdido la dignidad y la decencia
y se declaran enemigos de un Estado Laico para el Perú


A los interesados en un Estado Laico:

http://www.facebook.com/group.php?gid=115280842118

Pretendíamos que el Estado Laico promoviese la separación irrestricta de iglesias y Estado, que fuese un modo civilizado de convivencia entre los creyentes de diversos credos entre sí y entre los creyentes y no-creyentes. Pensábamos que el pretendido Estado Laico iba a ser la culminacion de un esfuerzo ético por la neutralidad, el respeto y la tolerancia mutua.

Sin embargo es evidente que el totalitarismo de las sectas religiosas se está imponiendo arteramente sobre el anhelo de construir un Estado racional, moderno y democrático para todos. El Estado que vendrá ahora será un Estado donde el avasallamiento de la libertad de conciencia mediante la persuasión coercitiva en la educación pública estará validado por el concepto torcido de "libertad religiosa". La "libertad religiosa", como dijo un visionario, es la libertad de los ignorantes, es la necesidad de mantenerse en el oscurantismo disfrazando la ignorancia cual si fuese un "derecho humano".

Estamos al filo de permitir que nuestra patria se convierta en el paraíso de las sectas donde cualquier grupo religioso, ahora con condición de ente jurídico público, tenga la prerrogativa de usufructuar de nuestos impuestos y del patrimonio nacional, para el enriquecimiento particular de sus líderes.

Ahora quieren que veamos impasibles cómo se estabecen concordatos ya no solamente con la iglesia católica sino con cuanto grupete oscurantista y medieval quiera succionar de la mamadera del Estado Peruano. A diferencia del costoso avance de la laicidad logrado en varios países de la comunidad europea en el Perú vamos caminando raudamente al medioevo mediante el financiamiento y la subvención de las irracionalidades que promueve este proyecto de ley.

Ahora quieren que los bienes mal obtenidos sean "inembargables". En otras palabras, quieren la impunidad cuando sean acusados por cualquier delito que pudiesen cometer. La bancarrota de la iglesia católica estadounidense por los cargos de pederastia clerical no hubiese sido posible si sus bienes hubiesen sido declarados previamente "inembargables".

Ahora ya tampoco quieren pagar impuestos a la renta, alcabala, predial ni propiedad vehicular. Ahora ya no quieren bailar con su propio pañuelo. Ahora también quieren ser las sanguijuelas religiosas del Estado Peruano. Bonito ejemplo el de la iglesia católica.

Está en nuestras manos el elevar nuestra enérgica protesta y utilizar todos los foros de discusión posibles para lograr una conciencia corporativa e intentar evitar un retroceso monumental de nuestra sociedad a estadíos primitivos de religiosidad, irracionalidad y fundamentalismo.

Héctor Guillén Tamayo
03.07.09